Cómo evitar el espionaje de nuestros smartphones

¿Cómo evitar el espionaje de nuestros smartphones?

Desde el surgimiento y la expansión de la telefonía celular el ámbito de las comunicaciones entre ejecutivos y personal de alta jerarquía cambió totalmente. Gracias a los teléfonos móviles y smartphones actualmente un gerente puede estar tomando una decisión que cambie el futuro de toda una compañía mientras lleva a sus hijos al colegio o sale a hacer ejercicio.

El monopolio de las oficinas corporativas como lugar de debate y discusión de negocios en una reunión se terminó con estos dispositivos. Por estas razones, la encriptación de llamadas se ha convertido en la herramienta fundamental para todo aquel que quiere evitar fugas de información e invasión de su privacidad a través de algo tan personal e imprescindible como su smartphone.

Protección vía software

Los software de encriptación más avanzados funcionan directamente en el dispositivo, sin importar si funciona con sistema Android o iPhone (los más populares del mercado por lejos). Unos de los más potentes y efectivos programas del mercado son Android Defender y iPhone Defender, considerados por los expertos en encriptación y cifrado como virtualmente inquebrantables. Conozcamos un poco más de las características técnicas de estas aplicaciones.

Android y iPhone Defender protegen los llamados del usuario mediante complejos algoritmos de encriptación. Sin embargo, esto se realiza de manera silenciosa e invisible, permitiendo al usuario poder realizar sin ningún tipo de complicaciones llamados en todas las redes celulares disponibles mientras se dispone de cifrado de nivel militar. Su nivel de seguridad lo hace apto para el uso de funcionarios gubernamentales, efectivos castrenses, empresarios, ejecutivos, empleados de alto nivel y agencias de investigación y seguridad.

Para agregar una capa extra de seguridad las llamadas cifradas se realizan de punto a punto. Es importante destacar que no solo las llamadas están protegidas con estas aplicaciones sino que además permiten proteger el envío de archivos y el uso mensajería instantánea (SMS) utilizando el estándar de máxima garantía multicapa PTT. El usuario tiene la opción de usar servidores autónomos y asi enlazar sin inconvenientes con redes corporativas de cualquier país, sin preocuparse por las filtraciones por ser servidores totalmente aislados.
Cómo evitar el espionaje de nuestros smartphones
Al soportar los estándares de comunicación más usados actualmente (4G, 3.5G, 3G, 2.75G, 2.5G y 2G), tanto Android Defender y iPhone Defender pueden ser usados sin problemas en más de 52 países. Asimismo el software posee la suficiente flexibilidad para adaptarse a cualquier cambio que surja en las redes para evitar la interferencia en las comunicaciones del usuario. Cabe destacar que las llamadas realizadas a través de estas poderosas aplicaciones no presentan grandes cambios con respecto al rendimiento, ya que siguen siendo muy parecidas a las comunicaciones nativas GSM. En caso de que el usuario necesite poner la llamada en modo silencioso, lo podrá hacer de forma inmediata y sin mayores problemas.

La compatibilidad entre la versión de Defender para iPhone y Android es total, por lo que se pueden realizar llamadas cifradas entre ambos sistemas sin complicaciones. La licencia de esta poderosa aplicación dura 12 meses, y para evitar dificultades, se puede optar para la opción de renovación directa desde el mismo dispositivo en el que normalmente se realizan llamadas.

Uso de contramedidas y dispositivos electrónicos

En caso de que se quieran proteger las comunicaciones de varios dispositivos a la vez en un ámbito cerrado como una oficina o una sala de reuniones existen otras alternativas. Estas técnicas involucran generalmente equipos de avanzada tecnología que pueden inutilizar o bloquear las transmisiones de todo tipo de teléfonos celulares.

Un interesante ejemplo son los equipos generadores de ruido blanco, que si bien no impiden que un teléfono sea usado como grabador o micrófono para transmitir al exterior, pero generan una señal sonora imperceptible para el oído humano. Esta señal si es captada por el micrófono de los teléfonos y es suficientemente fuerte para enmascarar y encubrir prácticamente todo lo que se esté hablando. De esta manera cualquier espía que haya conseguido robar una charla de una reunión, al llegar a destino y escuchar la grabación tendrá una serie de sonidos que no le servirán para nada.

En ciertos ámbitos de altísimo nivel de seguridad se utilizan otras herramientas más complejas tales como avanzados inhibidores de frecuencias. Básicamente lo que hacen estos equipos es emitir una señal en una o más frecuencias (usualmente las que usan los celulares, como 3G,4G, etc.) que “compite” con la del teléfono y bloquea su funcionamiento. De esta manera cualquiera que quiera transmitir en vivo una conversación no podrá entrar a la red y perderá toda posibilidad de fugar información.

Ver más información.

La gran mayoría de los bloqueadores poseen la suficiente potencia para inhibir la comunicación del celular con las torres transmisoras. Sin embargo nuestros teléfonos inteligentes fueron diseñados para agregar potencia a la señal transmisora en caso de que detecten interferencias en el canal que utilizan. Para combatir esto los inhibidores tienen una función que permite reconocer y a su vez igualar el aumento de señal del teléfono para seguir anulando su funcionamiento de forma efectiva. Estos dispositivos tienen una utilización bastante restringida debido a que las leyes de ciertos países prohiben su uso por la posibilidad de interferir con las redes de uso de civiles cercanos que no estén involucrados en el espionaje.
Cómo evitar el espionaje de nuestros smartphones
En sitios en los que se requiere un nivel de seguridad aún mayor existen otras formas de evitar la utilización de teléfonos para espionaje. Gracias a la utilización de dispositivos de barrido electrónico se puede detectar si un teléfono está transmitiendo o no e incluso encontrar la ubicación del mismo para removerlo o desactivarlo. En algunos casos extremos se pueden llegar a utilizar avanzados dispositivos de visión térmica para detectar equipos electrónicos de espionaje en una sala rastreando la señal de calor que generan, lo que los hace fáciles de visualizar.

Si está en Latinoamérica y requiere asesoramiento sobre este tema u otros relativos al espionaje y contraespionaje, consulte con Tactical Security, líder en distribución de productos de espionaje en la región.

Publicado por

Martín Aberastegue

Especialista en Marketing Digital, ex consultor en Seguridad Informática. Apasionado por la Tecnología.