Destapan que Deutsche Telekom ha espiado a directivos y periodistas durante años

Deutsche TelekomEscándalo mayúsculo en Alemania. El diario Spiegel ha destapado que Deutsche Telekom, la mayor compañía telefónica de Europa, espió durante el 2005 y 2006 a algunos de sus ejecutivos e incluso a periodistas para evitar filtraciones que pudieran perjudicar los intereses de la empresa.

Políticos y expertos en seguridad germanos ya han puesto el grito en el cielo ante una situación que, aseguran, recuerda los métodos que empleó durante décadas la Stasi, la principal organización de policía secreta e inteligencia de la República Democrática Alemana.
Continúa leyendo Destapan que Deutsche Telekom ha espiado a directivos y periodistas durante años

FBI admite que viola sus propias normas de espionaje en Internet

Por cuarto año consecutivo, el director del FBI Robert Mueller, admitió que la agencia rompe sus propias reglas en el espionaje en la red cuando “regularmente va más allá de sus límites legales para recopilar información sobre las personas y los mensajes de correo electrónico”.

Sin embargo afirmó algo sorprendente cuando indicó “que realmente no era culpa del FBI sino de las empresas de comunicaciones que proporcionan demasiada información”. ¿?

El presidente del Comité Judicial del Senado estadounidense, Patrick Leahy, se quejó de la falta de una cadena de mando efectiva que pare estos desmanes. “No puede haber un agente del FBI espiando información personal, bancaria o de cualquier tipo de un americano solo porque quiere”, dijo.
Continúa leyendo FBI admite que viola sus propias normas de espionaje en Internet

Alemania limita el espionaje cibernético

La Corte Suprema de Alemania ha restringido el derecho de los servicios de seguridad del país a espiar en los ordenadores de criminales sospechosos y terroristas.

La técnica que se utiliza en estos casos es enviar un software a través de un correo electrónico con el que las autoridades pueden luego espiar en el disco duro del sospechoso.
Continúa leyendo Alemania limita el espionaje cibernético